Tips

Mi estómago hace mucho ruido y tengo gases: ¿Qué hago?

Mi estómago hace mucho ruido y tengo gases: ¿Qué hago?

Mi estómago hace mucho ruido y tengo gases: ¿Qué hago?

¿Qué puedo hacer si mi estómago hace mucho ruido y tengo gases? Esta es una pregunta común entre muchos usuarios, pues es algo que nos ha pasado a todos, al menos un par de veces en la vida. Este ruido fisiológico se llama borborigmo.

Preguntas frecuentes

Si padeces de estos molestos ruidos, es importante que sepas qué los producen, cuándo suelen ocurrir, qué tan normal es y qué hacer para mitigarlos o evitarlos. 

¿Qué provocan los ruidos intestinales?

Respondiendo a tu pregunta inicial: “mi estómago hace mucho ruido y tengo gases”, ese gruñido se puede producir dentro del estómago o los intestinos grueso y delgado, por el movimiento de estos a medida que impulsan el alimento durante la digestión. Los intestinos son cámaras huecas, por ello se produce un eco que resulta similar a los ruidos que hace el agua cuando se mueve a través de las tuberías.

El origen de los gruñidos intestinales está en la propia actividad del sistema gastrointestinal, que es muy intensa. El paso de los alimentos en estado líquido-gaseoso, junto con las contracciones (peristalsis) que se producen en diferentes tramos del aparato digestivo, ocasiona el sonido.

¿Mi estómago hace más ruido cuando tengo hambre?

Es probable, pero debes tener en cuenta que el ruido no solo se produce si estás hambriento. La realidad es que estos sonidos se generan tanto con el estómago vacío como lleno. Lo que pasa es que cuando sientes hambre, puedes ser más consciente del ruido.

Por otro lado, debes considerar que cuando se despierta la sensación de hambre, piensas en comida. En ese momento, el intestino comienza a moverse. 

Cuando pasas muchas horas de ayuno, los jugos gástricos que normalmente secretamos sumado a la saliva que producimos en ausencia de alimento, puede provocar ruidos de mayor intensidad . 

¿Cuándo es normal?

La mayoría de las veces, los sonidos que percibimos provienen de nuestro aparato digestivo y eso es normal. Pueden incrementarse  por el hambre al tener el estómago vacío o por haber comido demasiado. En este caso, el gruñido puede ocurrir porque el intestino está realizando la digestión de los alimentos ingeridos. 

Sin embargo, aunque los sonidos abdominales no suelen ser motivo de preocupación, su alta frecuencia o la presencia de otros síntomas pueden indicar un problema subyacente. 

Por otro lado, si el gruñido viene acompañado de un exceso de gases, náuseas, vómitos, estreñimiento, acidez estomacal, fiebre, diarrea frecuente, heces con sangre, entre otros, debes consultar con tu médico para que realice el diagnóstico correcto 

¿Qué puedo hacer si me gruñe el estómago?

Normalmente, los ruidos intestinales no son percibidos, cuando se intensifican debes evitar ayunos prolongados, comidas irritantes, comer fuera de horas y las bebidas carbonatadas. 

¿Existe algún  medicamento  para disminuir los ruidos intestinales?

Si los ruidos intestinales se incrementan por la presencia del acúmulo de gas intestinal (distensión abdominal, flatulencia o eructos),puedes consumir medicamentos de venta libre para disminuir las molestias causadas por los gases.

Una opción es Aero-OM Forte, pues ayuda a aliviar el acúmulo de gases y las molestias asociadas como la distensión abdominal, los eructos constantes, el dolor y malestar asociados.

¿Cómo evitar el ruido y los gases?

Si sufres de borborigmos asociados al acúmulo de gas intestinal, estas recomendaciones pueden ayudarte: 

No fumar

El tabaquismo no solo puede afectar al sistema respiratorio, sino también al gastrointestinal. Al inhalar el humo del cigarrillo (incluyendo los electrónicos), introduces aire al organismo, lo que produce gases en su interior e irritación de la mucosa gástrica. 

Evitar consumo de bebidas carbonatadas

Si el objetivo es evitar que los gases en el estómago, para prevenir ruidos y molestias abdominales, los líquidos carbonatados no son buenos compañeros. 

Esto no solo implica las bebidas gaseosas, sino también las aguas con gas o burbujas. Si las tomas ocasionalmente, no habrá problema, pero su consumo diario podría  afectar tu organismo. 

Evita  las gomas de mascar

Otro de los hábitos que puede contribuir a que se incremente el acúmulo de gases y por ende los ruidos intestinales sean percibidos es el consumo frecuente de goma de mascar. Al masticar, tragamos aire en exceso. 

Beber de vasos y tazas en vez de la botella

Beber directamente de la botella puede provocar la acumulación de gases. Esto ocurre porque al envolver la boquilla con tu boca, estás tragando todo el aire que hay en el envase. Por ello, lo mejor es servir el líquido en un vaso o taza, y beber con calma.

Come despacio

Cuando ingieres los alimentos, hazlo despacio, masticando los alimentos en tu boca para  iniciar el proceso de la digestión. Es fundamental que lo hagas bien, pues ayudará a una digestión adecuada. 

Debes asegurarte de triturar bien la comida y hacerlo despacio, pues así el sistema gastrointestinal trabajará menos y reducirás la cantidad de aire que ingieres. 

Descubre qué alimentos no toleras

Los gruñidos del estómago, así como los gases, pueden aumentar por la intolerancia a ciertos alimentos. Por ejemplo, puede que no tolerar la lactosa y que esto produzca incremento del peristaltismo (movimientos intestinales) 

Es importante que escuches a tu cuerpo y analices qué alimentos podrían  generarte molestias.  

Disminuye la carga de estrés

Durante los periodos de ansiedad, la actividad intestinal aumenta, no importa si tienes el estómago vacío o lleno. El estrés también altera el proceso de digestión, incrementa la secreción de ácido clorhídrico por lo que contribuye a la presentación de molestias.

Por ello, es probable que en situaciones estresantes como exámenes o entrevistas de trabajo hayas notado que tu estómago “gruñe” con mayor frecuencia. Por ello recomendamos reducir los niveles de ansiedad o estrés, algo que puedes lograr con técnicas de relajación  o con ejercicios de respiración, de no lograrlo debes acudir a tu médico. 

¿Has solucionado esa duda de por qué mi estómago hace mucho ruido y tengo gases? Ahora que sabes un poco más y conoces algunos tips que pueden ayudarte. Recuerda éstas son recomendaciones, el correcto diagnóstico y tratamiento en caso tus molestias persistan deben estar a cargo de tu médico.

Referencias:

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003137.htm#:~:text=La%20mayor%C3%ADa%20de%20los%20sonidos,inofensivas%20y%20no%20necesitan%20tratamiento

https://www.healthline.com/health/es/sonidos-abdominales

https://www.sabervivirtv.com/medicina-general/por-que-hace-ruido-barriga_1008

https://www.americatv.com.pe/noticias/util-e-interesante/ruidos-estomago-normal-y-que-puede-algo-grave-n320582

https://www.webconsultas.com/curiosidades/por-que-nos-suenan-las-tripas

Comprar

Venta en las principales Boticas y Farmacias - Consulte a su médico

Este sitio usa cookies. Más información